MUJERES QUE INSPIRAN EN FISIOTERAPIA:        JO GIBSON








#WomeninPT #ArtículodePhysioNetwork #Marzo2019

Traducción libre del artículo: https://www.physio-network.com/inspiring-women-in-pt-jo-gibson


La semana pasada celebrábamos el Día Internacional de la Mujer y hemos pensado que puede ser el momento adecuado para dar a conocer una iniciativa en la que llevamos un tiempo trabajando -Mujeres que inspiran en Fisioterapia-. Con esta iniciativa queremos brindaros la oportunidad de conocer algunas de las increíbles mujeres que tenemos en el ámbito de la fisioterapia. Mujeres que hacen que la profesión avance y que merecen que sus esfuerzos sean ampliamente reconocidos. Hemos entrevistado a algunas de estas maravillosas fisioterapeutas para encontrar los "porqués" y las "gemas de sabiduría" que han adquirido a lo largo de sus carreras. Cada mes os presentaremos a una fisioterapeuta. Estamos agradecidas de poder llevar a cabo esta iniciativa gracias a una de las más influyentes fisioterapeutas femeninas, la Dra. Karen Litzy. 

Aquí va la parte 1 de la mundialmente reconocida experta en hombros, Jo Gibson... 

Esperamos que disfrutéis de la lectura. 



Cuéntanos dónde trabajas.

En Liverpool Upper Limb Unit (Royal Liverpool Hospital), West Kirby Physiotherapy, Bone and Joint Centre (Liverpool Spire Hospital) y en Liverpool University.

Háblanos sobre algún reto de tu carrera profesional y qué aprendiste de aquello. 

"Probablemente uno de mis mayores retos fue recoger el guante que me ofreció mi colega, el Profesor Simon Frostick, cuando trabajaba como Especialista en Miembro Superior. Simon era un gran potenciador de l@s fisioterapeutas a pesar de ser cirujano! Cuando empecé a trabajar con él, me dejó muy claro que éramos un equipo y que esperaba que fuera capaz de hablar de cualquiera de los temas que él impartía en las conferencias. Él me ayudó en mis primeros pasos clínicos frente a otros colegas médicos. Nunca he leído tanto o he ido a tantos cursos como en aquel entonces. Necesitaba asegurarme de que tenía las herramientas necesarias para desempeñar el trabajo que realizaba. La primera vez que dimos una conferencia juntos, yo tenía ese punto de vista rosa del mundo, en el que pensaba que íbamos a ser capaces de hacer ver lo que podíamos lograr los fisioterapeutas y los cirujanos si trabajásemos en equipo. Fue un shock ver la negatividad de otros cirujanos -fueron extremadamente despectivos e hicieron comentarios desagradables sobre mi presencia allí!!-. Adicionalmente, algunos colegas fisioterapeutas fueron irrisorios y pensaron que estaba autopromocionándome en vez de pensar que tenía la genuina convicción de trabajar por el potencial de mi profesión -aquello fue duro para el estómago-. Ahora bien, gracias a mi padre, que era psiquiatra, había estado rodeada de médicos toda mi vida y no iba a despedirme así por así -cualquiera que me conozca sabe que soy un poco competitiva!! Además, no iba a perder la oportunidad de promocionar la fisioterapia y de ayudar en la atención a los pacientes. Puedo ser un alma sensible y sufrir regularmente del síndrome del impostor, pero sé en lo que creo y sé cuales eran mis intenciones. Ésto me motivó a interesarme por la investigación (como herramienta para concienciar a la gente) y a promocionar la fisioterapia todas las veces que se me presentara la oportunidad -quería que nos tomaran en serio-. Desarrollé una gruesa capa de piel, pero también mantuve la fe y aproveché cada oportunidad para hablar y retar el modelo jerárquico. Aprendí a no rendirme y a que si tú crees en algo, y crees que está bien, tienes que esforzarte aunque los demás cuestionen tus motivaciones.  

Uno de mis mejores momentos se produjo años después, cuando un cirujano ortopeda me comentó orgullosamente en una conferencia que disponía de su propio "Fisioterapeuta Especializado", tal como habíamos sugerido el profesor Simon y yo. Simplemente increíble. Un compañero fisioterapeuta también vino, y me dijo -"Te he malinterpretado tanto, pensaba que todo era por tí, pero ahora sé que era por nosotros y por lo mejor para nuestros pacientes"-. Me hizo llorar!!

Coméntanos algún logro del que estés particularmente orgullosa y por qué.

"Tengo dos logros de los que estoy muy orgullosa, y son mis dos maravillosos hijos -Will y Jack, que me hacen sentirme orgullosa todos los días-. No estoy segura de cómo se han convertido en los jóvenes y excelentes hombres que son, pero parece que lo han hecho a pesar de mí!! 

En cuanto a logros profesionales, creo que tengo que citar el establecimiento en nuestra unidad de fisioterapeutas en prácticas. Gracias a la enorme ayuda y soporte de mis colegas ortopedas, hemos establecido dos compañeros fisioterapeutas en prácticas en nuestra unidad, uno en artroscopias de hombro y otro para 3 años, en los que podrá realizar un máster e iniciar un proyecto de investigación en la Unidad, siendo mentorizado por mí y el equipo. He tenido el honor de hacer de mentora de fantásticas personas a las que he podido ver crecer, desarrollarse y hacer las contribuciones subsecuentes al mundo de la Fisioterapia del Miembro Superior y estoy muy orgullosa de ello.

¿Podrías nombrar algún mentor, colega, profesor etc que haya cambiado tu forma de trabajar? Si es así, cuéntanos sobre ello!!

"Hay mucha gente que me ha influenciado en la forma de trabajar y es muy dificil nombrar sólo a uno!! 

Muchos de los pacientes que he conocido me han inspirado a buscar diferentes opciones de tratamiento porque veía que no estaba acertando con la persona que tenía en frente. 

Al comienzo de mi carrera profesional, el legendario Louis Gifford me ayudó a ver a los pacientes y su dolor desde diferentes perspectivas, y también me enseñó a dar importancia al poder de la historia del paciente. El fabuloso Lorimer Moseley, más tarde, me ayudó a entender mejor el dolor. Ben Kibler y Tim Uhl me enseñaron una forma diferente de trabajar en la rehabilitación del hombro, me influenciaron sobre todo con la visión de las cadenas cinéticas, durante mis prácticas en Kentucky. Me dieron herramientas que sigo valorando incluso hoy en día. Podría continuar y continuar, porque he sido muy afortunada conociendo e inspirándome con fantásticos clínicos e investigadores. Así que si sigo, ésto acabará pareciéndose al discurso de Gwyneth Paltrow en los Oscars!! 

Si miro atrás, a momentos que han definido mi carrera, el primero ha de ser cuando estaba en el MACP, donde conocí a mis mentoras Fiona Creedon y Janet Wiggins, que hoy en día son mis mejores amigas. Realmente me enseñaron cómo hacer un buen razonamiento clínico -Llevaba 8 años de vida profesional como fisioterapeuta y estaba desilusionada y buscando nuevos retos. Recuerdo que me dijeron que era una "recopiladora de información" y no una "razonadora clínica". Sonó tan mal!! Me sentí descubierta, fue la primera vez que sentí el síndrome del impostor!! Después de dos semanas, mis habilidades habían crecido exponencialmente y me sentía entusiasmada otra vez y preparada para nuevos retos. Las habilidades de razonamiento clínico que adquirí con estas dos maravillosas mujeres transformaron la forma en la que trabajaba y no tengo ninguna duda de que hoy en día no estaría haciendo lo que hago si no fuera por ellas. 

He sido muy afortunada de conocer y trabajar con gente increíble a lo largo de los años y he ido a algunos cursos de cambio en la práctica clínica. Aún así, Fiona y Janet son héroes anónimas, expertas educadoras y clínicas que cambiaron completamente la forma en la que trabajaba y me dieron una importantísima base desde la que progresar.

¿Cómo haces para estar actualizada con la última evidencia científica y por qué crees que es importante estarlo? 

"Resumiendo, leo un montón!! Las redes sociales como twitter y facebook han cambiado las reglas del juego porque los colegas y profesionales han izado la bandera de compartir papers e investigación clave. El reto es filtrar la cantidad desorbitada de literatura -mi bandeja de "debes leer" es enorme y muchas veces la visito en los aeropuertos y trenes, mientras viajo. Una de las razones por las que voy a las conferencias es para asegurarme de que sigo al día con la literatura. No quieres estar frente a la gente sin saber cual es la tendencia del debate o las investigaciones recientes. Creo que uno de los mayores retos para los clínicos es que podemos estar seguros de que vamos a tener incertidumbre!!

Mantenerme al día con la evidencia es una parte crucial para reflexionar sobre mi práctica clínica y para apreciar nuevas perspectivas intentando hacerlo lo mejor que pueda. Me gusta no parar de aprender -leer algo que me inspire o cuestionar mi práctica es lo que hace que sea divertido y se convierta en reto. Creo que es importante contemplar la evidencia no sólo desde nuestro campo, sino también mirarla desde otras disciplinas que puedan dar diferentes perspectivas a nuestra práctica."

Sabiendo donde estás en tu vida y tu carrera profesional, ¿qué consejo darías a la gente más joven? 

"Disfrutad del camino!! No cambiaría nada de lo que me ha pasado durante mi carrera profesional ya que todo ha contribuído a mi aprendizaje -lo bueno y lo malo. Aún así, en términos de hablar de habilidades que creo que me han dado un mejor equipamiento, a l@s jóvenes les diría que hagan un curso de comunicación lo antes posible en su carrera profesional, que se aseguren de tener un equipo de mentores que les ayude a conseguir un buen razonamiento clínico (un pilar básico), que conozcan las bases del dolor y que se aseguren de tener herramientas para hacer una lectura crítica de la metodología de investigación (que se den cuenta de lo bueno y de lo malo) y que sepan reflejarlo críticamente. Y nunca parar de aprender!! 

Pregunta de escenario: Has sido invitada a hablar en una conferencia pero no vas a poder ir. ¿Hay alguna mujer en Fisioterapia a la que sugerirías para que fuera de tu parte? Y si la hay, ¿quién podría ser y por qué?

"Eso es muy duro!! Hay muy buenas comunicadoras, fabulosas mujeres... me siento fatal por tener que elegir!! He tenido el honor de ser ponente junto a mujeres como la legendaria Jill Cook, hace poco con Ebonie Rio y la maravillosa Anina Schmid -todas increíbles. Ahora, si tuviera que elegir a alguien que tenga que hablar sobre el miembro superior, probablemente sugeriría a la muy querida, inteligente y extremadamente divertida Val Jones. Val y yo estuvimos juntas en el MACP, donde se produjo mi epifanía con el razonamiento clínico. Es una fantástica educadora y una buena opción para cualquier conferencia.